Nike Mercurial Vapor X FG

Botas de fútbol para niño Nike FG para césped natural o artificial de última generación - Lila

Nike Mercurial Vapor X FG

Botas de fútbol para niño Nike FG para césped natural o artificial de última generación - Lila

200,00 €
oferta 70,00 €
-65%

Nike Mercurial Vapor X FG

Botas de fútbol para niño Nike FG para césped natural o artificial de última generación - Lila

 
 

Nike Mercurial Vapor X FG

Botas de fútbol para niño Nike FG para césped natural o artificial de última generación - Lila - ref: 648553580Y


-65%
200,00 €
oferta 70,00 €
-65%
  • producto temporalmente agotado

Ficha técnica

Estas botas de fútbol Nike Mercurial Vapor para niño están diseñadas para proporcionar el máximo agarre en terrenos firmes. La línea Mercurial se trata de una bota ligera y potente.

 

Referencia: 648553580Y

Gama: Profesional

Lanzamiento: 1º trimestre 2016

Colección: Liquid Chrome

Género: Infantil

Diseño

  • Presenta un llamativo diseño en color lila metalizado que le ofrece un look muy transgresor.

Tracción

  • Suela fabricada en TPU y nylon con tacos en forma de cuchilla que ofrecen una gran tracción en campos de césped natural o artificial de última generación.

Toque

  • Recubrimiento ACC (All Conditions Control) que garantiza las máximas prestaciones de grip con el balón en cualquier condición climatológica.

Ajuste/estabilidad

  • Fabricada en Teijin, un material sintético que se ajusta a la forma del pie del jugador.

Composición y cuidado

Composición


Cuidado y mantenimiento

El objetivo primordial del cuidado de las botas sintéticas es protegerlas contra la humedad y la deformación.
- Para protegerlas contra la humedad es muy importante secarlas bien; la humedad es la principal causa de deterioro de las botas sintéticas.
- Las botas sintéticas tienden a deformarse con el tiempo, por eso se recomienda que al guardarse se haga con el relleno u horma que viene de serie dentro de la bota. En su defecto, usar papel de periódico enrollado.
1. Extraer las plantillas de las botas y lavarlas en el recipiente con agua con un poco de jabón.
2. Humedecer la bota y extraer la suciedad superficial que ésta tenga. Para la suciedad más incrustada, utilizar un cepillo de hebras suaves (cepillo de zapatos o cepillo de dientes) para no dañar el material de la bota. Frotar hasta que la suciedad desaparezca haciendo hincapié en las zonas de costuras y uniones entre materiales.
3. Una vez esté la bota limpia, la secaremos con una bayeta y dejaremos secar por separado botas y plantillas en un sitio seco, a temperatura ambiente y sin fuentes de calor que le puedan afectar.
4. En el caso de que se haya hecho una limpieza a fondo o la bota esté muy húmeda por la parte interior, se aconseja secar introduciendo papel de periódico enrollado, ya que éste absorberá dicha humedad.