Joma Fit 100

Botas de fútbol de piel Joma AG para césped artificial - Blanco

Joma Fit 100

Botas de fútbol de piel Joma AG para césped artificial - Blanco

64,00 €
oferta 19,00 €
-70%

Joma Fit 100

Botas de fútbol de piel Joma AG para césped artificial - Blanco

 
 

Joma Fit 100

Botas de fútbol de piel Joma AG para césped artificial - Blanco - ref: F100202PA


-70%
64,00 €
oferta 19,00 €
-70%
  • Filter
    Escoge tu talla
    Escoge tu talla
    39 EU
    40 EU
    41 EU
    42 EU
    42¹´² EU
    43 EU
    43¹´² EU
    44 EU
    45 EU
    46 EU
    47 EU
    +3,00 €
    +1,00 €
    +1,00 €
    última unidad

Ficha técnica

Estas botas de fútbol de piel Joma Fit 100 AG, son ideales para jugadores que les gusten las botas que tengan un empeine fabricado en piel natural para un mejor toque de balón, pero con un diseño novedoso.

 

Referencia: F100202PA

Gama: Gama media

Lanzamiento: 1º trimestre 2014

Género: Hombre

Diseño

Diseño en color blanco con detalles en color amarillo y azul celeste.

Tracción

Suela de tacos cilíndricos de TPU que permiten una buena tracción en cualquier superficie de césped artificial.

Toque

La suave piel de novillo con la que está fabricada la zona del empeine ofrece un toque excelente de balón.

Ajuste/estabilidad

Fabricado en piel natural que ofrece un ajuste cómodo al pie. Incorpora costuras en el empeine para que la piel no ceda en exceso.

Composición y cuidado

Cuidado y mantenimiento

En las botas de piel se debe ser mucho más persistente en sus cuidados por el hecho de tratarse de un material natural. Para su perfecto mantenimiento es imprescindible que se nutran para evitar que la piel se torne rígida.
- Se debe utilizar un bálsamo hidratante o grasa de caballo que se aplicará una vez la bota ya esté seca. Si se aplica con la bota humedecida es probable que la bota no sea capaz de absorber los nutrientes de éste.
No se aconseja excederse con la grasa, con una fina capa será suficiente.
1. Extraer las plantillas de las botas y lavarlas en el recipiente con agua con un poco de jabón.
2. Humedecer la bota y extraer la suciedad superficial que ésta tenga. Para la suciedad más incrustada, utilizar un cepillo de hebras suaves (cepillo de zapatos o cepillo de dientes) para no dañar el material de la bota. Frotar hasta que la suciedad desaparezca haciendo hincapié en las zonas de costuras y uniones entre materiales.
3. Una vez esté la bota limpia, la secaremos con una bayeta y dejaremos secar por separado botas y plantillas en un sitio seco, a temperatura ambiente y sin fuentes de calor que le puedan afectar.
4. En el caso de que se haya hecho una limpieza a fondo o la bota este muy húmeda por la parte interior, se aconseja secar introduciendo papel de periódico enrollado, ya que éste absorberá dicha humedad.